martes, 9 de junio de 2015

XV Medio Maratón de montaña del Ocejón

Paisaje espectacular, gente volcada en la prueba, reencuentros, abrazos, sonrisas, emoción, nervios, las indicaciones de Fernando antes de empezar; cuenta atrás y cencerros,  polvareda, llegada a Majaelrayo; ejército de niños y niñas entusiasmadxs, el beso de Javi y los ánimos de Dudo y Odín en forma de ladrido, los ánimos de Roci, Mijo, Sandra y María y sus pequeños; y comienza a elevarse el terreno con calor; mucho calor; y seguimos subiendo, y el astro rey no tiene piedad. Y llega el primer avituallamiento, resulta imposible ignorarlo.

El sendero va serpenteando entre un espectáculo natural salpicado de jaras en flor a ambos lados. Comienza el robledal y parece que el Sol nos va a dar algo de tregua. Hace ya rato que no puedo correr; estoy seca, deseando llegar al siguiente avituallamiento. Por fin alcanzo Peña Bernarda. Recupero un poco, me refresco, nos reímos con los voluntarios y voluntarias (qué grandes) y asumo que comienzan las subidas de verdad. A los pocos minutos, baja el campeón de la carrera, Sergio, al que acompañamos con aplausos y ánimos. 

Más cerca de la cima. Foto: Cristian Gallego



Ya no tengo calor y estoy corriendo mi carrera favorita! Al llegar al Ocejoncillo sin aliento, me concedo unos segundos para contemplar el paisaje, si es que qué sitio taaan bonito! Más animos, y más compañeros que ya bajan de coronar.





Comienza el último tramo de la ascención al pico; un reguero de colores serpentea hacia arriba y abajo en un continúo movimiento.

Choque de manos con Eze



Y empiezan a bajar veggies! Nos cruzamos y nos damos la mano: Fran, Eze, Carlos, Iván lxs animadorxs y fotógrafxs, Edu, Silvia, Mercedes... Veo también a compis de entreno que han venido a animar y compartir la experiencia: gracias Jorge y Cristian por los ánimos y las fotos! 






Último esfuerzo y cima coronada! En un segundo todo se para, allí arriba el tiempo se detiene y sólo puedes pensar en lo jodidamente bonito que es aquello y lo pequeña e insignificante que eres tú...

Vuelta a la realidad y a flipar bajando! Me cruzo con más veggies que suben: Félix, Juan Carlos, Pedro, Rubén y Frabi: ánimo chicos, que ya está hecho! Y a partir de ahí a volar! Flipo con lo bien que voy bajando! 

No me paro y voy dando saltitos de un lado a otro para no despeñarme jjjijijjjij. Cojo a gente y me veo fresca de piernas, me van respondiendo muy bien! 

Comienza el descenso


Y casi sin darme cuenta, Peña Bernarda otra vez. Agua, aquarius y a seguir. Gritos de "Vamos Patri" por muchos sitios! Genial!



Ya no me paro hasta Majaelrayo, donde me espera el beso energético especial de Javi para llegar más fresca que una lechuga a la meta.  Una fuerza interior me va a cercando, sin parar de sonreir, hasta la meta. Ansiado cartel de 500m y ruido de fondo que anuncia el tumulto de la plaza del pueblo. Fuerzas a tope para atravesar más feliz que un ragaliz ese arco mágico. Y un veggie abrazo  de mis compis como trofeo!!!










Más tarde cena, intercambio de impresiones con el resto de corredores y corredoras, degustación de manjares veganos, cervecita fresca, versiones rock y reencuentros y charleta con gente bien maja y bonita, bajo un precioso cielo de verano estrellado. 

En fín, de esos días que se te llena el alma y que te sientes afortunada por ser parte de experiencias mágicas. (cuántas veces he hecho ya alusión a la magia de este día?)

Pero no puedo acabar sin mencionar el ya tradicional desayunaco del domingo que se curra el veggieteam en Majaelrayo: la sobrasada de Tony, deliciosas morcillas y hamburguesas hechas por Juan Carlos, bizcocho de canela del mañico, competición de nutella, con Rubén como claro ganador... y todo el mimo y cuidados proporcionados por Divina, Eze, Luis, Silvia, Edu, Tony, Felix, Iván, Fran el magullado, el comando rock de Albacete... y espero no dejarme a nadie  

Que estoy deseando que llegue el primer finde sábado de Junio de 2016!!!! jjajjajajjjja

Muchísimas gracias a Fernando, a Andrea, y a toda la gente de la Sierra Norte que se vuelca en brindarnos un fin de semana tan tan taaaaan único y especial!

Y no me quiero despedir sin destacar a dos grandes personas. Una de las dos no estuvo allí, pero me acompañó en cada zancada. Por tus cuidados, consejos, tu aliento, tu compañía y tus fuerzas cuando las mías ya han desaparecido, gracias Yuss. Y a una gran compañera y súper corredora, luchadora y magnífica madre, una espectacular mujer, en defintiva. Estoy segura que el año que viene vas a volar en el Ocejón, fuerte, entera y sonriendo, como me gusta verte, Henar.


GRACIAS!!! NOS VEMOS EN LA XVI EDICIÓN DEL MEDIO MARATÓN DE MONTAÑA DEL OCEJÓN

Podéis consultar las clasificaciones y leer la crónica de Fernando aquí

sábado, 23 de mayo de 2015

Prefiero mil veces mis zapas de correr a cualquier precioso zapato de tacón!

Mitad de semana de vampirización (trabajo de noche, sí, es una putada). 
Hoy quería sacar la bici, pero el viento y no coincidir en horarios con gente me ha echado para atrás. Además, es Santa Rita, patrona del funcionariado o no se qué, total, piscinas locales cerradas. ¿Que queda? Pues correr. El entreno de ayer se me quedó un poco cojo precisamente por cansancio y falta de sueño. Así que me calzo mis Trabuco y me tiro al monte, literal!

 Con el Medio Maratón de Montaña del Ocejón a la vuelta de la esquina, tenía pendiente hacer alguna tirada larga montesina. Lo he ido dejando por falta de tiempo, pero hoy la Peña Hueva me llamaba.
Supongo que algo habrán tenido que ver los vídeos de la Zegama que me he tragado de principio a fin incorporada en el sofá, con los ojos como platos y con una sonrisa en la cara imborrable; y todo lo que me ha contado la gente estos días atrás de la mítica prueba de montaña del País Vasco. El gusanillo me corría ya por dentro y no he podido evitar acordarme de la gente de la Sierra Norte que con tanto mimo y cariño nos organiza una prueba, para mí, única y especial, como es la Media del Ocejón. O de toda la gente que año tras año nos encontramos en la prueba y compartimos emociones, charla y cerveza hasta altas horas, incluídas, como no, buenas gentes veggies de todos los puntos del territorio español. (Ains que ganicas de veros, guapas y guapos)

Que suerte tener tan cerca entornos taaan bonitos para corretear y hacer el cabra. La Peña Hueva o el Pico del Águila son parajes preciosos donde se puede entrenar (paquetes como yo) perfectamente una carrera de montaña de perfil asequible. El olor a pino, los animalillos correteando de un lado para otro, las mariposas cruzándose en tu camino... y tu sóla con tu respiración, y algún ciclista con la mtb o algún paisano disfrutando de un paseo al atardecer con los que cruzas el saludo.

Vista panorámica desde lo alto de la Peña Hueva

El caso es que mientras corres, tienes mucho tiempo para disfrutar, pero también para pensar; te sumerges en pensamientos a veces inconexos, cosas que te rondan en la cabeza o simplemente das vueltas a algo que has leído con lo que no estás de acuerdo. Y justo esto último es lo que me ha ocurrido hoy. Me he topado en Internet con varios artículos sobre la polémica que se ha desatado en el festival de cine de Cannes sobre la indumentaria femenina, concretamente sobre el hecho de llevar zapatos de tacón alto. Parece ser que las mujeres no pueden acudir a dicho festival sin lucir este calzado específico, que en muchos casos no es accesible a toda la gente, por problemas de salud, principalmente. Muchas personas pensarán que es una tontería y que no tiene importancia, pero yo no lo veo así y muchas mujeres tampoco. 

No llevo zapatos de tacón. Soy alta, no los necesito. Pero es que además me parecen una tortura innecesaria, a nivel físico (duelen los pies y la espalda y no puedes hacer un montón de cosas con ellos: caminar rápido, saltar, correr, etc. En definitiva, no son cómodos. Además, me niego a creer que una mujer no puede ser elegante y femenina sin llevar un zapato de tacón alto. La feminidad no se reduce a las prendas que nos ponemos o nos dejamos de poner. Debería residir en matices personales y característicos de cada persona: la forma de hablar, de mirar, de moverse, DE SER! Cada mujer es femenina a su modo, no necesita subirse a unos andamios para conseguir esa feminidad. Estoy tan harta de ver actitudes machistas y patriarcales cotidianas que nos atan  (a hombres y mujeres)  a una espiral de tradiciones y costumbres que se dan por hecho y que, sólo por eso, porque son así desde hace tiempo, no se pueden o deben cuestionar.

Pues eso, que vivan las chanclas y las puntigoma! Yo me siento tan divina y estupenda cada vez que me pongo mis all star o mis Trabuco, porque es lo que quiero, lo que decido, lo que me hace feliz y con lo que me siento cómoda, segura de mí misma, libre y femenina.














lunes, 16 de febrero de 2015

Frida




Frida, como Frida Kahlo, por supuesto.

Y por su procedencia del alemán Frieda, "paz". Eso es precisamente lo que me da mi "Frida" una sensación de paz y liobertad inabarcables.




Es como si la barra me hubiera cambiado la vida. Aunque coincide con otros acontecimientos, y gente que estoy encontrando a mi alrededor, la barra tiene algo oculto, que día a día va impregnando todo mi ser. 

Lo que empezó siendo la práctica de un deporte más, ha pasado a convertirse en locura, vicio y una sensación de querer siempre más, sólo interrumpida por el dolor de hombros y brazos que te obliga sí o sí a parar.

Y si encima tienes la suerte de tenerla en casa, porque en tu cumple, el mejor compi del mundo va y te la regala, pues ya está, la excusa perfecta para convertirla en una especia de extremidad más, un anexo del que te separas tristemente de vez en cuando.

Aunque el pole es un deporte duro, que requiere disciplina, determinación y fuerza, se van notando los resultados bastante rápido, por lo menos en mi caso. Y no me refiero a que te salgan todas las figuras o giros a la primera, no. De lo que hablo es de ir haciendo entender a tu cuerpo que se tiene que adaptar a una barra metálica de 45mm de diámetro que brilla y escurre una barbaridad, por lo que tienes que apretar las manos para no escurriste, pero sin pasarte, porque entonces no podrás girar.

Al principio todo es muy difícil, el cuerpo es novato, y no entiende nada; pero según vas entrenando y enseñando el camino a brazos, piernas, pies, ingles, corvas, manos... toda esa información se organiza de forma inconsciente dentro de ti, mientras tu luchas por no caerte. Y en las siguientes sesiones !voila! está ahí! Esa info resurge y de repente tu cuerpo sigue el camino correcto para ejecutar los trucos que has ido aprendiendo.

Me queda un largo camino, pero en los dos meses que llevo practicando pole dance, ya me salen un montón de cosas, que por supuesto tengo que pulir y perfeccionar, pero que me regalan momentos mágicos encima o alrededor de la barra.

In Frida I trust

                                   



lunes, 19 de enero de 2015

Alas

Día mágico. La ciudad aparece nevada. Me dirijo hacia reencuentros esperados. Gente que tiene alas y que cuando las aletea pasan cosas en algún lugar del mundo. Gente que vive creyéndose su vida y que hace cosas poniendo el corazón en ellas. Perseguir sueños y vivir para alcanzarlos. Salir de la zona de confort y descubrir que hay más allá.

Me crecen alas con las ganas y la fuerza que me transmitís. Cada uno de vuestros logros, es una pluma más que las añado: composiciones evocadoras que hasta ponen banda sonora a una novela erótica, un dejarlo todo para ser fotógrafo, un compendio de "Así que" lleno de denuncia y sentido del humor, una capitalización de paro para una barra de podio, la resurrección de velociraptores después de millones de años extinguidos, una lucha oscura e incansable con demonios internos que va acariciando la luz... y más. Una larga lista de logros personales y de gente maravillosa que me llena de energía para emprender mi vuelo. 


sábado, 17 de enero de 2015

Y si ser libre es ser puta pues somos reputas, pero sin necesidad de aguantar piropos

Hace una semana de las "polémicas" declaraciones de Ángeles Carmona, la presidenta del Observatorio de la Violencia doméstica y de Género.  Entrecomillo lo de polémicas porque a mí me parece bien coherente todo lo que desde el organismo se defendió. Es increíble que todavía no seamos conscientes de la importancia que tiene la prevención y la educación, en lo que a igualdad se refiere. Tenemos que luchar porque las generaciones venideras se respeten entre sexos y no utilicen esta cuestión para abusar e intimidar. 

Está muy claro lo que es violencia física o verbal, y como este hecho se convierte en devastador cada vez que se hace recuento de las muertes a causa de la violencia machista (hecho que por cierto ocurre muy a menudo en los medios de desinformación, digo de comunicación). Pero en serio creéis que hay hombres o personas que son violentos porque sí? Claro que habrá, gente con trastornos hay; pero se trata de una cuestión cultural y social, que en nuestro país se vive diariamente en colegios, medios de comunicación, entornos laborales... y sí, en la calle. Es el resultado de un país sumiso en la oscuridad patrialcal, androcéntrica, machista y sexista. Nadie tiene que soportar que un individuo se le acerque y le diga cualquier cosa, normalmente intimidatoria y relacionada con alguna actividad que le gustaría hacerle en privado a esa persona. De verdad pensáis que es bonito??? No os suena Sartre y su famosa cita sobre que la libertad propia termina donde empieza la de los demás??? 

Muchas veces me he visto en la tesitura de defender la idea de que el piropo es una forma de violencia y micromachismo en multitud de conversaciones con compañeros y amigos hombres. Ellos siempre defendían lo inocente que es dedicar bonitas palabras ( ja, no voy a ser soez repitiendo barbaridades recogidas en las calles por perfectos desconocidos) que por cierto, suelen ir acompañadas de miradas incómodas y muy poco inocentes. En este artículo, Marisa Soleta, presidenta de la Fundación Mujeres, se explica mucho mejor que yo al respecto y argumenta perfectamente porque nadie, no sólo las mujeres, tiene que aguantar este tipo de conductas.

Ensalzar los atributos de una persona, tanto físicos como personales, es algo precioso, que seguro que madres, hijas, novias, amigas y mujeres en general que haya en vuestras vidas agradecen, desde una declaración sincera y en un contexto de intimidad.

Afortunadamente, dentro de la sociedad en la que vivimos, me encanta ver como cada vez son muchas las figuras públicas de distintos ámbitos que toman partido en este tema, porque hay que tomar partido, o se defiende la igualdad o no se defiende, no podemos ser indiferentes, porque la indiferencia anula, hiere, agrede y mata.

Termino con este temazo de Los Chikos del Maíz de su reciente y estupendo álbum "La estanquera de Saigón" que aborda de forma explícita muchos realidades incómodas y controvertidas, vividas hace muy poco en nuestro país que aluden directamente a la desigualdad de derechos a las que estamos sometidas las mujeres.


"Me visto así porque me da la gana y ya está, se llama libertad" 







miércoles, 7 de enero de 2015

A por el 2015

Mucho tiempo sin estar por aquí. Mucho tiempo sin tener tiempo para hacer cosas que siempre tengo ganas de hacer.

Arranca 2015 con cosas buenas y malas. Vamos a agarrarnos a las buenas para seguir hacia adelante.

En este año me han pasado un montón de cosas y de personas preciosas que no he podido contar por aquí. Pero están ahí, dentro de mí. Así que formarán parte del 2015.

Entre mis propósitos para este año está el de retomar el blog y actualizarlo frecuentemente, prometo esforzarme para cumplirlo.

Como no me voy a poner a escribir todo lo bonito e interesante que he tenido en 2014, empezamos de cero en el 2015. Y es que este año he descubierto una nueva actividad que me trae de cabeza (literal) jijjjijijjji.

Estoy a tope con el pole dance!  Sí, baile en barra. Sé que lo que la mayoría de la gente piensa casi instantáneamente es en taconazos y ropa interior. Pero nada más lejos de la realidad (aunque cada uno/a lo practica como prefiere). Se enseña mucha carne porque es con ella con lo que te agarras a la barra: manos, corvas, costados, ingles, antebrazos, cualquier recoveco del cuerpo sirve! Por eso, la gente que hace pole enseña su interior de verdad, el físico (ampollas abiertas, moratones gigantes) y el psíquico. Me explico. Se trata de una actividad de fuerza física y mental. Obviamente, tienes que tener o desarrollar un montón de fuerza en el tren superior: brazos, hombros, core, etc para sostener tu propio peso. Pero también tienes que tener o ir adquiriendo confianza y seguridad en ti misma para trepar por la barra, hacer un volteo, o sujetarte boca abajo a metros del suelo enganchada de tu corva.

Ilustración de Carol Rossetti

Y me encanta el rollo camaradería femenina que se crea en las clases. Necesitaba algo así. En el tri y en el atletismo, aunque cada vez somos más y tengo compis estupendas, la gran mayoría son hombres. Encantadores y buenísimos compañeros, pero hombres. Cuando nos juntamos mujeres con fuerza, determinación y gran potencial para conseguir objetivos, mola mucho la atmósfera que se materializa. 

Es una pasada! Además, me reconcilio con mi parte de bailarina abandonada, porque a todo esto hay que sumarle delicadeza, gracia, flexibilidad, técnica... cosas que tenía guardadas desde hace tiempo y que me encanta volver a redescubrir.

De momento estamos empezando. Pienso esforzarme, a ver si podemos ir progresando poquito a poco.

Nuestra profe, además de ser un encanto y enseñarnos genial, tiene un blog sobre su propia experiencia, en el que además puedes encontrar mucho material sobre el pole dance. Os lo enlazo para los/as que quieran profundizar

http://livinglabarra.blogspot.com.es/

Y para que flipeis con esto del pole, os pongo un vídeo precioso de un dúo, sí, los chicos también hacen pole:

 

Dentro de lo malo de no tener un curro diario, lo bueno es todo el tiempo del que dispones. Como dije al principio, pienso aprovecharlo.

Como dijo Emilia Pardo Bazán:

"Además de temporal, la función de la maternidad es adventicia: todas las mujeres conciben ideas, pero no todas conciben hijos. El ser humano no es un árbol frutal que sólo se cultive por la cosecha”.

Yo este año quiero concebir un montón de cosas.




domingo, 22 de diciembre de 2013

Navidad Vegana

Hoy he aprovechado y me he metido en la cocina para preparar algunas recetas que tenía en mente desde hace tiempo para estas fechas navideñas. En Nochevieja, Javi y yo preparamos la cena para nuestras familias.

Cuando tengo tiempo, me encanta ponerme música y liarme a cocinar. Hoy he compartido fogones con el amigo Miles Davis, que me ha hecho disfrutar todavía más, si cabe.


Pintando el seitán con mostaza
Lo primero que he empezado a hacer ha sido un lomito vegetal caramelizado, pero con algunas modificaciones. 
La receta es de Dimensión Vegana, un magnífico blog de cocina vegana, donde tenéis un montón de recetas para hacer infinidad de comidas: carnes vegetales, quesos, muchísima repostería... Es mi blog de cocina fetiche, las recetas están muy bien explicadas con vídeos de cada una de ellas. 






El seitán después de asado
He cambiado la melaza del final por mostaza, porque no tenía ni sirope de ágave, ni melaza... y recordé que cuando no era vegana (hace muchísimos años ya) preparaba unas costillas al horno con mostaza, que tenían un gusto increíble. Además, lo he rellenado con higos secos y dátiles, y el resultado me ha gustado bastante.







Mientras el seitán se cocía durante una hora en la olla, he ido haciendo pimientos rellenos de arroz. La receta es de una amiga y no la tengo escrita, pero es muy fácil.

Ingredientes:
Así quedan los pimientos una vez rellenos

  • Pimientos del piquillo de lata
  • Arroz (a ojo, para rellenar los pimientos)
Para la bechamel:
  • Harina
  • Leche vegetal (yo he utilizado de avena, hecha en máquina de leche vegetal)
  • cebolla
  • dos o tres pimientos más



Se rellenan los pimientos con el arroz cocido y se disponen en una bandeja. Después se elabora la bechamel. Yo hago primero un sofrito de cebolla, para dar más sabor, y después voy haciendo la salsa. Cuando ya tengáis la bechamel, lo único que hay que hacer es añadir los pimientos y pasarlos por la batidora. Vertemos la bechamel de pimiento por encima de los que ya tenemos rellenos y los metemos al horno unos 10 minutos, para que se doren un poco.


Pimientos rellenos listos para degustar!

Ya sólo me queda pensar en los postres, pero eso será otro día, hoy ya no me da tiempo. Hasta entonces, os dejo este magnífico libro de galletas veganas, de CreatiVegan, donde se pueden aprender muchísimas recetas y trucos para elaborar galletas.

Cómo veis, las personas que hemos decidido alimentarnos sin infligir violencia ni explotación animal, nos cuidamos bastante bien ;-)



 Felices Fiestas a todo el mundo!